Testimonios

Soy Máximo Dávila, Músico de profesión, Terapeuta emocional, diplomado en varias disciplinas Holísticas, y estudiante en activo de Coaching Profesional entre otras modalidades. En mi vida siempre tuve problemas para hablar en público. Pensaba que no podía hacerlo por no encontrarme preparado, por miedo escénico, por creer que iba a ser rechazado…etc.
 
Conocí a Isabel dentro de una potente formación en Coaching, concretamente en el Neuroscience & Coaching Institute.  Isabel González  fue mi Coach durante un periodo de  tiempo dentro del Instituto. Mi sorpresa fue cuando le comenté lo que me estaba sucediendo y me propuso trabajar en ello (Hablar delante de un Público).
 
De inmediato conectamos y sentí su apoyo incondicional. Hizo que me diera cuenta de cómo  estaba proyectando yo mis dudas hacia los demás, y logró que me sintiera más seguro de mi mismo. Activó cosas en mi mente que hicieron comprender mi error. Por lo que ahora disfruto de mi trabajo y además cobro por ello.
 
Isabel, siempre te estaré agradecido  por el trabajo que realizaste. Pues logré identificar la creencia que me impedía hablar en Público.
Recomiendo su método para aquellas personas que realmente quieran dar un paso hacia el siguiente nivel y no saben cómo llevarlo a cabo. Isabel, de forma sutil sabe como motivarte y llevarte a tomar acción para  tomar las riendas de tu vida.
barras


Mi Proceso de  Coaching con Isabel González
Hace 3  meses que comencé mis sesiones de Coaching con Isabel. En esos momentos partía con un proyecto ilusionante pero con miedo a no poder conseguirlo y  miedo a todas las incertidumbres que se podían presentar en mi camino.
 
Isabel me ha ido acompañando semanalmente en este recorrido. Me ha escuchado como si de su proyecto se tratara, lo ha vivido conmigo, la he sentido siempre a mi lado.
 
No me ha dejado nunca sola en los momentos de miedo, incertidumbre, de querer abandonar mi proyecto. Ha estado siempre  ahí,  con sus preguntas provocativas haciéndome reflexionar para poder ver y encontrar otras vías distintas a las que había barajado para poder seguir avanzando.
 
La  reflexión también me ha llevado a darme cuenta de que algunas de las creencias con las que convivo  no me son de ninguna ayuda por lo que he comenzado a modificarlas.
 
Me ha enseñado a dar la bienvenida a mis miedos y resistencias para familiarizarme con ellos, aceptarlos y poder actuar y continuar sin quedarme ahí atascada.
 
En definitiva ha sido un gran acompañamiento del cual le estoy profundamente agradecida,  pues he conseguido alcanzar mi proyecto y he aprendido a utilizar esos recursos que tenía dormidos. Me ha ayudado a despertar y ver la vida desde una óptica más auténtica.
Mil gracias Isabel por ser tan fantástica con tu ayuda y entrega a los demás.
 
Natalia Chalbaud (Gerente-Seralbi)


barras 
 
Isabel, Profesora de Español
El aprendizaje de una lengua extranjera no es siempre fácil para un adulto. Y el mejor modo de tener éxito, es cuando se tiene a una profesora como Isabel, con la capacidad de hacerlo atractivo y conoce  la lengua y la cultura del país.
 
Al principio no hablaba español (justo algunas palabras) y no me atrevía a hablar. Era angustioso para mi responder al teléfono,  ir al mercado, o  efectuar gestiones administrativas. Pero a medida que iba  adquiriendo conocimiento, me sentía más confortable. 
 
Pude  progresar mucho más en el estudio de la lengua diversificando las actividades, de tal modo que siempre había alguna novedad. Me mostró lugares que no conocía en Palma donde encontramos a personas con las cuales hablamos. También visitamos exposiciones, y escuchamos  conferencias. 
 
Comprendí que podía expresarme sobre sujetos de mi elección; sobre la actualidad, la sociedad o el arte,   opinando abiertamente. También, descubrí que podía asistir a conferencias y  discutir luego. Sentí que necesitaba escribir porque era  un buen medio para fijar las ideas y  progresar en el estudio de una lengua. Y luego, me liberé. Tomé más confianza en  misma y mejoré en la escritura como para hablar, discutir y opinar ampliamente. 
 
Me dio un método muy bueno para progresar, un método que habría deseado tener cuando estudiaba en el liceo.
Ahora, sé que poseo un capital lingüístico que me permite superar  dificultades como contestar al teléfono, hablar con mi propietaria o escribir una carta recomendada con acuse de recibo y cumplir los tramites. Sé que soy capaz de eso y me siento feliz.
Farida T. (Fondation pour la recherche médicale)


Close
Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir información personalizada para avanzar en tus proyectos.

Crecimiento Personal - Comunicación Efectiva - Productividad