9 MANERAS DIFERENTES DE CAMINAR HACIA EL EXITO

Por Isabel González

1 Cuando algo no se entiende, una persona normal, no pregunta, porque es más potente  la voz de su ego diciéndole, lo que los demás pensarán de él. En cambio una persona exitosa, es como “una criatura” que preguntará constantemente, porque sabe que el conocimiento  es la llave de su libertad.
2 Una persona normal es consumista, ve algo nuevo y desea adquirirlo. ¿Sabes qué  hace una persona exitosa?  Quiere ante todo, construirlo, crearlo o fabricar algo parecido.
3 Una persona normal, fantasea o divaga continuamente construyendo castillos en el aire. Por otro lado, una persona exitosa está inspirándose continuamente en las personas exitosas, tratando de aprender de ellas y llegar a ser igual o más exitosa. Y por esa razón se auto-evalúa constantemente en su progreso.
4 Una persona normal, al encontrarse con una dificultad, se estanca en ella. Por el contrario, una persona exitosa, profundiza hasta encontrar la solución a cada contratiempo.
5 Una persona normal, vive aferrada  en su zona de confort y le incomoda cambiar. Una persona exitosa abraza el cambio y se desliza con él.
6 Una persona normal acepta “que las cosas son como son y no se pueden cambiar, porque siempre se han hecho así” Una persona exitosa, pone sus cinco sentidos en investigar, arriesgar, innovar y crear formas distintas de hacer las cosas mejor y más rápidamente.
7 Una persona normal, reacciona emocionalmente ante todo; en cambio una persona exitosa analiza y actúa ante las situaciones que se le presentan.
8 Una persona normal, piensa de alguien con prestigio y dinero; “habrá tenido suerte, lo habrá heredado o quizá lo ha robado”. Una persona exitosa piensa, ¿Qué puedo aprender yo de él/ella? ¿Cómo podría hacer yo para conseguir tener todo eso?
9 Una persona normal, es tacaña hasta consigo misma. Sin embargo, una persona exitosa, piensa que hay suficiente para todos; quiere obtener su parte y disfrutar con ella.

Sólo la mirada honesta y sincera acerca de nosotros mismos. Podrá llevarnos a considerar, y romper definitivamente con nuestra actual forma de pensar. Para crearnos, entrenarnos y mantener hábitos, y pensamientos  nuevos, que nos lleven a formar parte del 5% de personas que alcanzan el éxito.