BUSCA LA SOLUCION, NO EL PROBLEMA

Esto es poderosamente valioso si realmente quieres aprender a resolverlos, porque hagas lo que hagas, los problemas existirán, ya que forman parte de la propia existencia en todas las áreas de la vida. Y si dejas que ellos se interpongan en tu camino, entonces estos serán más grandes que tu idea y serás  vencido sin remedio alguno.

Por ello, ENFÓCATE en la SOLUCIÓN, y te sorprenderás cómo pueden cambiar las cosas y resolverse de manera correcta. Ante un problema, pregúntate siempre:

¿Es esto un toque de atención?  ¿Es un desastre, es el fin del mundo?

Todo lo demás, simplemente es una alerta, un faro, un toque de atención.Inmediatamente tendrás la perspectiva correcta y tu equilibrio restaurado. Por lo tanto:

“Enfócate en la solución”
Isabel González-Coach