SER UN LIDER HOY

Por Isabel González

El trabajo bien hecho, va unido a la marca del líder, que ha sabido dejar la huella en su equipo para conseguir la calidad y productividad que  persigue.

Un líder posee la capacidad de agrupar a las personas alrededor suyo, formando un equipo cohesionado donde trabajan juntos por un objetivo común.

Cuando se tienen metas claras y directrices bien marcadas. Cuando se sabe dónde se va y para qué. Es entonces y no antes,   cuando damos nuestro apoyo al líder, y nos sumamos con nuestro trabajo y eficacia, para conseguir un bien mayor, que beneficie a todos y cada uno de los que han participado en ese proyecto.

Por el contrario, basar el reparto de beneficios en el amiguismo, la prepotencia, el chantaje y la fuerza. Sólo hace más preso al líder, y más incrédulo al que le rodea. Haciendo que sea imposible llevar cualquier proyecto adelante.

Si el líder busca tan sólo el aplauso,  es que sólo escucha a la mitad de su equipo. En tal caso, su tiempo será limitado, porque se debe en cuerpo y alma a perseguir y conseguir unos resultados, que van ligados a la productividad. Y para ello es necesario mirar, no sólo a corto, sino a largo plazo. Y tener esa visión de futuro, que todo líder necesita.
Rechaza la mediocridad. Súmate a un equipo ganador que trabaja cada día que amanece. Qué gasta sus zapatos en la calle y que busca líderes capaces de conseguir acuerdos sin comprometer a las personas a la esclavitud de por vida. Que busca lo bueno y mejor que tenemos aquí y no allí. Que da lo mejor a sus clientes y a sus empleados. Que toma decisiones ahora, luego y después.
¿Quieres ser un gran líder?
¿Necesitas fortalecer tu liderazgo dentro de tu equipo?
¿Necesitas aprender a tomar decisiones?
Soluciones a medida para ti: IsabelGonzalez.es