top of page
  • Isabel González

Pensamientos Intrusivos: ¿Qué son? ¿Cómo trabajar con ellos?

Muchas de las personas que atiendo en consulta reportan dificultades para convivir con la aparición de pensamientos no deseados, repetitivos e involuntarios. Pensamientos que se presentan sin avisar, de forma inesperada en nuestra mente.


A este tipo de pensamientos, en psicología, los llamamos "pensamientos intrusivos". Seguramente todos los hayamos experimentado en alguna ocasión, aunque no hayan llegado a suponernos un problema. Los pensamientos intrusivos pueden llegar a resultarnos perturbadores, angustiantes o incluso violentos, y pueden ser difíciles de controlar o detener.


Son un fenómeno común y normal para muchas personas mientras que para algunas otras pueden convertirse en un problema grave y afectar su calidad de vida y bienestar emocional. Es en estas situaciones en las que puede resultar útil disponer de cierta información y de algunas estrategias como las que voy a tratar de compartir:


Aceptación: Aprender a aceptar que los pensamientos intrusivos son parte de la experiencia humana normal y que no necesariamente tienen un significado o valor real nos puede ser útil para disminuir su impacto emocional.


Reconocimiento: Reconocer que los pensamientos intrusivos son solo pensamientos, y no representan necesariamente nuestros deseos o creencias más profundos, puede ser una forma útil de reducir su impacto.


Distracción: Enfocarse en otras actividades que distraigan nuestra mente, como hacer ejercicio, escuchar música, leer o ver una película, puede ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad de los pensamientos intrusivos.


Reenfoque: Intenta enfocar tu atención en otro pensamiento o actividad que te haga sentir bien, en lugar de centrarte en los pensamientos intrusivos.


Mindfulness: La práctica de la atención plena o mindfulness puede ayudarte a ser más consciente de tus pensamientos intrusivos sin juzgarlos ni reaccionar emocionalmente a ellos.


Terapia: Si los pensamientos intrusivos te están causando problemas significativos, puede ser útil buscar la ayuda de un profesional de la salud mental. Muchos profesionales podemos enseñar técnicas de manejo del estrés y ayudar a desarrollar estrategias para reducir la frecuencia y la intensidad de los pensamientos intrusivos.


Isabel González

210 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Telenofobia? ¿Hay que preocuparse?

El Periódico de Extremadura ha tenido la amabilidad de contar con mi criterio profesional para hablar sobre el miedo a coger el teléfono:

Comments


bottom of page